ALERGIA

Share

The Truth About Allergy Myths

MITOS Y REALIDADES SOBRE LA ALERGIA

Tree icon

MITO: Las flores causan la mayor parte de la alergia estacional.
REALIDAD: En general, el polen de las flores vistosas y coloridas, como las rosas, los narcisos y los girasoles es pesado y pegajoso, por lo que los insectos y otros animales pueden cogerlo y transportarlo. Como consecuencia de ello, el polen de estas flores no es transportado por el aire. En lugar de ello, la mayoría de las alergias estacionales están causadas por el polen más pequeño y ligero, transportado por el aire, como le de los árboles, las hierbas y las gramíneas (o  por los mohos).

Coffee cup icon

MITO: Comer miel ayuda a aliviar la alergia estacional.
REALIDAD: El polen recogido por las abejas es diferente al polen que desencadena la mayoría de las alergias estacionales. Hasta el momento, no hay pruebas de que comer miel produzca inmunidad frente a la alergia. Pero constituye un delicioso sustituto del azúcar cuando te tomes una taza de café.

Pollen icon

MITO: Puedes escapar de la alergia si te vas a una zona desértica.
REALIDAD: Si tus alergias se desencadenan por moho o polen, no es probable que el clima árido del desierto te ayude. Incluso las regiones desérticas tienen mohos transportados por el aire. Y algunos tipos de polen son, de hecho, más abundantes en climas secos. Al cambiar de lugar de residencia, puedes exponerte a nuevas especies de plantas y posteriormente hacerte alérgico a su polen.

Cat icon

MITO: Los perros dan más alergia que los gatos.
REALIDAD: Al contrario: las alergias provocadas por gatos son alrededor del doble de frecuentes que las alergias causadas por perros. Y los gatos generalmente causan reacciones alérgicas más graves, en gran parte debido a un alérgeno que secretan.

First aid kit icon

MITO: La alergia se puede curar.
REALIDAD: Por ahora, no hay cura para la alergia. Una forma de controlar tu alergia es limitar la exposición a aquello que desencadena tus síntomas. Conocer los desencadenantes de tu alergia puede ayudarte también a decidir la opción de tratamiento más eficaz para tus síntomas.