VIVIR

Living with Cat Allergies

LA GUÍA SENSATA PARA LA JARDINERÍA CON ALERGIA

No dejes que la alergia te mantenga fuera del jardín este año. He aquí algunos consejos para ayudarte a controlar tus síntomas de alergia al polen y otros síntomas de alergia de exteriores al practicar la jardinería.

 

SELECCIONA PLANTAS, ÁRBOLES Y GRAMÍNEAS ADECUADOS PARA LA ALERGIA

Si tienes alergia a alérgenos exteriores, lo que hay en tu jardín o patio puede afectar a la intensidad de los síntomas. Generalmente, las plantas que florecen, como las margaritas, los girasoles y los cactus no desencadenan síntomas de alergia. En lugar de ello, lo que tienes que vigilar es el polen de los árboles, las gramíneas y los arbustos. En la siguiente tabla te hacemos unas recomendaciones sobre lo que debe o no plantarse si tienes alergia

 

 

 PLANTA ESTO

 NO ESTO

ÁRBOLES

Manzanos, cerezos, kusamaki, cornejo, acebo, magnolia, peral, ciruelo, arce rojo

Aliso, fresno, álamo, haya, abedul, cedro, olmo, arce, morera, roble, olivo, palmera, pino, chopo, nogal, sauce

ARBUSTOS

Azalea, tejo , hibisco, hortensia

ciprés, enebro

GRAMÍNEASAS

 

Hierba Bermuda, festuca, pasto ovillos, ballica, agrostis, grama

      

VÍSTETE PARA LA OCASIÓN

Cuando trabajes en el jardín, asegúrate de llevar sombrero, gafas, guantes y una camisa de manga larga. Esto reducirá tu contacto con el polen. Cuando los recuentos de polen son especialmente elevados, valora el uso de una máscara, que filtre al menos el 95% de las partículas transportadas por el aire.
Una vez que hayas terminado de trabajar en el patio o el jardín, dúchate inmediatamente, lávate el pelo y cambia de ropa. Esto te ayudará a eliminar cualquier alérgeno que se te pueda haber pegado.

PLANIFICA BIEN EL MOMENTO

Evita estar en el jardín por la mañana temprano, cuando hay mucho polen en el aire. En lugar de ello, programa el trabajo para el final de la mañana o por la tarde. Valora también realizar el grueso de la jardinería los días frescos o nubosos, cuando el recuento de polen es bajo.

OTROS CONSEJOS

Evita trabajar con fragmentos de leña o mantillo, que pueden conservar la humedad y favorecer el crecimiento del moho. En lugar de ello, utiliza grava, conchas o plantas que cubren el suelo, como vinca o paquisandra. Mantén la hierba baja —unos cinco centímetros. Esto contribuirá a impedir que el polen llegue al viento. Cuidado con los setos, porque las ramas pueden recoger alérgenos. Si tienes setos, mantenlos podados y finos.